Si el retraso no se debe a un supuesto de fuerza mayor, de acuerdo con la legislación vigente, en caso de retraso en la llegada a su destino superior a una hora, tienen derecho a una indemnización equivalente al 50% del precio del billete. Cuando el retraso supera la hora y treinta minutos, la indemnización será equivalente al total de dicho precio. Existen excepciones, en el caso de trenes de Alta Velocidad-Larga Distancia (Ave, Alaris, Altaria, Alvia y Euromed). Asumen un compromiso voluntario que amplía las garantías ofrecidas a sus clientes.