#ConsumoResponsable El biocombustible la mejor solución para el aceite usado Imprimir E-mail
Lunes, 13 de Marzo de 2017 12:29

La inadecuada gestión ciertos residuos domésticos, como el aceite pueden acarrear graves consecuencias medioambientales y por ende para nuestra salud. ¿Sabes qué puedes hacer con este residuo? Consumidores AL-ANDALUS te da las claves.

Desde hace algunos años hemos visto como el número de contenedores a nuestra disposición se ha ido multiplicando en nuestras ciudades con un claro objetivo, el mejor aprovechamiento de los recursos mediante el reciclaje de los residuos urbanos.

Los contenedores para los aceites domésticos facilitan a los consumidores su recogida y permiten su aprovechamiento, evitando la contaminación de acuíferos y otros ecosistemas, además de reducir la emisión de CO2 a la atmósfera

El último contenedor de residuos que empieza a incorporarse a nuestras calles es el de recogida de aceites vegetales usados, cuyo fin básico, además del reciclado de este producto, es evitar que se vierta por los desagües. Esto supone un gran avance en materia medioambiental.

Capacidad contaminante del aceite

Cuando vertemos aceite en un vaso de agua, inmediatamente advertimos que no se mezclan, y que, debido a su menor densidad, el aceite se sitúa en la parte superior del vaso creando una capa que “flota” en el agua. Esto es exactamente lo que sucede a gran escala cuando se producen grandes vertidos de aceites en ríos y mares, como consecuencia, entre otras causas, de su inadecuada gestión en el ámbito doméstico. El problema es que, esta capa impide la normal transferencia de oxígeno y otros componentes entre el aire y el agua, con lo cual la vida que albergan estos ecosistemas subacuáticos se resiente.

Por otra parte, la presencia de esta sustancia en los acuíferos deteriora la calidad del agua que algún día ha de volver a nuestros grifos, dificultando y encareciendo, además, los procesos de depuración de la misma.

Si pensáramos en arrojarlo en cualquier otro ecosistema las consecuencias tampoco serían mejores, sólo hay que pensar en lo que le sucedería a una planta si la cubriéramos con aceite, de nuevo la naturaleza fisicoquímica de esta sustancia provocaría que una fina capa cubriera la planta aislándola del aire, y también del agua que “resbalaría” por la superficie del aceite. Lo mismo ocurriría con las tierras cercanas que se cubrieran de aceite, quedarían en gran medida impermeabilizadas, al menos durante un tiempo.

El aprovechamiento como biocombustible

Por tanto, la cuestión a la que nos enfrentamos es ¿qué hacer con ese aceite? Una de las posibilidades es lo que químicamente se conoce como saponificación, obteniéndose como resultado final jabón y glicerina. Este proceso actualmente se llevando a cabo por algunas ONG que tienen convenios con establecimientos de restauración o incluso, recogen el aceite de particulares que colaboran con estas iniciativas.

La respuesta más incipiente ha venido de la mano del desarrollo de las energías alternativas, concretamente de los biocombustibles. Debido al progresivo agotamiento de los combustibles fósiles tradicionales, la búsqueda de energías alternativas ha pasado a ser una prioridad para los Estados, y de entre estas, podemos encontrar la energía solar, eólica… destaca la bioenergía que es la producida a partir de biocombustibles como nuestros aceites usados.

El consumidor puede depositar el aceite usado en cualquiera de los contenedores habilitados para ello que se están instalando por toda la comunidad andaluza. Tras su recogida, estos residuos, una vez tratados, se utilizarán como materia prima en las fábricas andaluzas que producen biodiesel, evitándose la emisión de miles de toneladas anuales de CO2 como residuos finales del tratamiento de las aguas en las depuradoras.

 

En el aceite, como en la separación y depósito de los demás residuos domésticos, o en la gestión de la energía, o el consumo de agua, entre otras cuestiones que afectan al Medio Ambiente, queda mucho por hacer en el ámbito de la concienciación ciudadana. Precisamente ese es uno de los objetivos de la campaña que Consumidores AL-ANDALUS está desarrollando, con la colaboración de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, para la promoción de un consumo responsable, sostenible, solidario.
 Gabinete de Comunicación  

 

            Además, ésta y otras noticias sobre consumo pueden consultarse en las redes sociales    

 Recuerda, en nuestra App "fedalandalus ReclamApp" más información en materia de Consumo  
 
Banner
Banner
Reclamaciones Consumo Andalucia
Banner
Banner
Banner
Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa AL-ANDALUS AVDA. Menendez Pelayo Nº 12, 2º C, 41004 Sevilla
Tlfno. 954 564 102 Fax. 954 560 094     Contacta    Aviso Legal    Mapa localizacion    Líneas de Autobuses