Conoce tus derechos como persona consumidora Imprimir E-mail

Constantemente hablamos de consumo, de consumidor, usuario… pero ¿sabes qué significa? ¿Conoces tus derechos? Existe una normativa andaluza de defensa y protección de consumidores y usuarios que recoge y define cada uno de nuestros derechos, importantes de conocer, y sobre todo, estar informados sobre cómo ejercerlos en caso de que nuestros intereses se vean afectados.   

¿Quiénes son consumidores y usuarios? 

Lo primero que hay que tener claro es que los consumidores y usuarios somos personas físicas o jurídicas que adquirimos, usamos o disfrutamos bienes y servicios como destinatarios finales. Quedan excluidas, por tanto, aquellas situaciones en las que, por ejemplo, compras un bien o un producto para transformarlo, comercializarlo y ponerlo a disposición de un tercero. 

Los consumidores tenemos derecho… 

  • A la protección frente a las actuaciones que por acción u omisión ocasionen riesgos o daños que puedan   afectar a nuestra salud, al medio ambiente, o a la seguridad de los consumidores en general. Los bienes y servicios destinados a los consumidores en Andalucía deben estar elaborados y ser suministrados o prestados de modo que no presenten riesgos inaceptables para la salud y la seguridad física. En caso contrario, deben ser retirados, suspendidos o inmovilizados por procedimientos eficaces.
  • A la protección de los intereses económicos y sociales. De modo que los consumidores tienen derecho a contratar productos o servicios en condiciones equitativas con el empresario, quedando prohibida la inclusión de cláusulas abusivas. Se entiende por cláusula abusiva, las estipulaciones no negociadas individualmente que en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se deriven del contrato.
  • A ser indemnizado o a recibir una reparación efectiva de los daños y perjuicios que se hayan producido en los bienes consumidos o en los derechos vulnerados. En este sentido, tanto la   mediación como el sistema arbitral de consumo intentan la resolución voluntaria de los conflictos, aunque si finalmente no hay acuerdo siempre queda abierta la vía judicial.
  • A recibir una información veraz, suficiente, comprensible, inequívoca y racional sobre las operaciones y sobre los bienes y servicios que consumimos. Recuerda que la oferta y publicidad de los productos no pueden inducir o generar engaño, que los precios y tarifas siempre deben quedar claros, que las condiciones de la compra o del contrato no pueden incluir cláusulas abusivas, y que deben entregarnos una factura. De este modo, todas las empresas que comercialicen bienes o servicios tienen la obligación de disponer del libro de quejas y reclamaciones a disposición del consumidor que lo solicite, conforme al decreto andaluz que las regula.
  • A la educación y formación en relación con todas las materias que puedan afectarnos como consumidor, especialmente en aquellas que te ayuden a ejercer un consumo libre, razonado, seguro y sostenible.
  •  A recibir una especial protección en aquellas situaciones de inferioridad, subordinación o indefensión en que podamos encontrar individual o colectivamente, por razón de edad, discapacidad, deficiencias de formación, desigualdad con las empresas, lugar de residencia o cualquier otra análoga.
  
 
Banner
Reclamaciones Consumo Andalucia
Banner
Banner
Banner
Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa AL-ANDALUS AVDA. Menendez Pelayo Nº 12, 2º C, 41004 Sevilla
Tlfno. 954 564 102 Fax. 954 560 094     Contacta    Aviso Legal    Mapa localizacion    Líneas de Autobuses