Conoce el etiquetado de alimentos Imprimir E-mail
La etiqueta que acompaña a los alimentos es una información que el consumidor debe utilizar al máximo por tres razones fundamentales:
  • Elegir libremente.
  • Proteger la salud.
  •  “Cuidar” también el bolsillo.

Sin embargo, la mayoría de las veces no prestamos la atención necesaria a esta información, lo cual es un gran error, ya que la publicidad no es suficiente para conocer un producto.

Se entiende por etiquetado las menciones, indicaciones, marcas de fábrica o comerciales, dibujos o signos relacionados con un producto alimenticio y que figuren en cualquier envase, documento, rótulo, etiqueta, faja o collarín que acompañen o se refieran a dicho producto alimenticio.

Principios generales del etiquetado 

No deberá inducir a error:

  • Sobre las características del producto: naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, origen o procedencia, modo de fabricación o de obtención…
  • Atribuyéndole o sugiriendo efectos o propiedades que no posea o que sean comunes a los productos similares.
  • Sugiriendo propiedades preventivas, terapéuticas o curativas de enfermedades.

Para ser unos consumidores responsables tendremos que seguir unos pasos a la hora de usar las etiquetas. Lo primero y fundamental será leer la información obligatoria de las etiquetas de los alimentos para saber qué vamos a comprar, cuándo y cómo usarlos y conservarlos

Estos datos deben estar expresados de forma que no puedan dar lugar a dudas respecto a la naturaleza del producto, ni inducir a confusión, error o engaño y con letras y números perfectamente legibles. 

Información obligatoria 

Según se establece en el Real Decreto 1334/1999, de 31 de julio, por el que se aprueba la Norma General de Etiquetado, Presentación y Publicidad de los Productos Alimenticios, en el etiquetado se tendrán que recoger las siguientes indicaciones obligatorias: 

  • La denominación de venta de producto.
  • La lista de ingredientes.
  • La cantidad de determinados ingredientes o categoría de ingredientes.El grado alcohólico en las bebidas con una graduación superior en volumen al 1,2 por 100.
  • La cantidad neta, para productos envasados.
  • La fecha de duración mínima o la fecha de caducidad.
  • Las condiciones especiales de conservación y de utilización.
  • El modo de empleo, cuando su indicación sea necesaria para hacer un uso adecuado del producto alimenticio.
  • Identificación de la empresa: el nombre, la razón social o la denominación del fabricante o el envasador o de un vendedor establecido dentro de la Unión Europea y, en todo caso, su domicilio.
  • El lote.
  • El lugar de origen o procedencia. 

Presentación de la información obligatoria

  • Cuando los productos alimenticios se presenten envasados las indicaciones obligatorias figurarán en el embalaje previo o en una etiqueta unida a éste.
  • Dichas indicaciones deberán ser fácilmente comprensibles, e irán inscritas en un lugar destacado y de forma que sean fácilmente visibles, claramente legibles e indelebles.
  • En los productos a granel o sin envasar, dicha información deberá figurar rotulada en etiquetas o carteles colocados en el lugar de venta, sobre el producto o próximo al mismo.
  • En cualquier envase, en un mismo campo visual: denominación, cantidad neta, marcado de fechas, grado alcohólico, en su caso. 

Además debes saber que…

  • La denominación del producto no se puede cambiar por un nombre de fantasía.
  • En relación a la lista de ingredientes, éstos aparecerán en orden decreciente según la cantidad que esté presente en el producto: por eso cuanto antes aparezca, más cantidad de dicho ingrediente tendrá.
  • No es lo mismo fecha de caducidad que fecha de consumo preferente. En el primer caso si ya ha pasado, No deberá ser consumido en ningún caso.
  • Ojo: en origen o procedencia puede indicarse el lugar de envasado.
  • Las indicaciones obligatorias del etiquetado de los productos alimenticios que se comercialicen en nuestro país se expresarán en español.
  • Los precios de los productos dispuestos para la venta tienen que exponerse de forma clara y que no induzcan a confusión o error a los consumidores; y los que se vendan al peso indicarán el importe de la unidad de medida (kilogramo, litro). 

El Etiquetado nutricional

Pero además de leer la información obligatoria es importante buscar la tabla de información nutricional y observar las calorías, grasas, azúcar y sal que nos aportará el producto, en las cantidades que normalmente consumamos de él. 

Conceptos

Etiquetado sobre propiedades nutritivas. Toda información que aparezca en la etiqueta en relación con el valor energético, o con algunos de los siguientes nutrientes: proteínas, carbohidratos, grasas, fibra alimentaria, sodio, vitaminas y sales minerales. 

Declaración de propiedades nutritivas. Toda indicación o mensaje publicitario que afirme, sugiera, o implique que un producto alimenticio posee propiedades nutritivas concretas, ya sea por el valor energético que aporta o por los nutrientes que contiene.

La aplicación de la norma al respecto, solamente es obligatoria cuando en el etiquetado del producto figure la mención de que el producto posee propiedades nutritivas, siendo voluntario en el resto de los casos. 

Esta información tiene dos partes: 

  1. Valor energético. Expresado en kilocalorías (Kcal) o Kilojulio (KJ).Como media, las calorías recomendadas por día son: entre 2000 y 2500 los adultos y 1800 los niños. 
  2. Nutrientes. Las grasas, los hidratos de carbono (o glúcidos), las proteínas, las vitaminas y los minerales. La información nutricional puede expresar las cantidades de dos formas: 
  • Por 100 gr.
  • Por “porción” o por “ración”. 

Una vez sabido esto, ¿sabes cómo leer paso a paso el etiquetado nutricional? (Más Información)

Finalmente recuerda…

  • Párate a leer las etiquetas de los productos que vas a comprar. Si no lo haces, estarás pasando por alto información que es clave para tu bolsillo y, sobre todo, para tu salud.
  • Las enfermedades relacionadas con nuestra dieta (las cardiovasculares, la obesidad, la diabetes…) tienen que ver con el consumo excesivo de grasas, grasas saturadas, grasas trans, azúcar o sal.
  • Debemos buscar estos datos en las tablas de información nutricional, y calcular la cantidad que vamos a comer. Hay que vigilar NO PASARNOS de la cantidad recomendada para esas sustancias.
  • La mayoría de los consumidores tomamos más sal, grasas y azúcar, procedentes de los alimentos envasados, de lo recomendable para estar sanos. Compruébalo y, si es así, reduce su consumo.
  • Los alimentos modificados (con calcio, con vitaminas…) que incluyen mensajes de salud no son necesarios para las personas con una salud normalizada en el contexto de una alimentación variada y equilibrada.
  • Si de todas formas, optas por estos productos, presta atención a las advertencias del etiquetado que deben incluir: la importancia de una dieta variada para estar sano, la cantidad de alimento que se debe tomar para tener algún beneficio, las advertencias de riesgos y las personas que deben evitar su consumo.
Etiquetado específico de determinados productos alimenticios

Además debes saber que, sin perjuicio de lo establecido en la Norma General de Etiquetado, Presentación y Publicidad de los Productos Alimenticios, existen normativas específicas para el etiquetado de ciertos tipos de alimentos:

  • Etiquetado Aceite de Oliva.
  • Etiquetado de los Productos del Cerdo Ibérico.
  • Etiquetado de las Carnes Frescas.
  • Etiquetado de la Leche y Productos Lácteos.
  • Etiquetado de los Huevos.

    Gabinete de Comunicación  

    Además, ésta y otras noticias sobre consumo pueden consultarse en las redes sociales 

 
Banner
Reclamaciones Consumo Andalucia
Banner
Banner
Banner
Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa AL-ANDALUS AVDA. Menendez Pelayo Nº 12, 2º C, 41004 Sevilla
Tlfno. 954 564 102 Fax. 954 560 094     Contacta    Aviso Legal    Mapa localizacion    Líneas de Autobuses