Bombillas de bajo consumo: Un gran ahorro de energía Imprimir E-mail
Martes, 21 de Agosto de 2012 07:33

 

 

Después de más de 130 años de existencia, la bombilla incandescente tradicional dejará de fabricarse en todos los Estados miembros de la Unión Europea (UE) a partir del próximo 1 de septiembre, en cumplimiento de la Directiva Ecodesign 2009/125/CE. El objetivo de esta directiva europea es no sólo reducir el consumo energético, sino evitar los residuos generados por estos dispositivos.

A partir de esta fecha sólo se fabricaran lámparas fluorescentes compactas, denominas en su término en inglés lámparas CFL y popularmente conocidas con “bombillas de bajo consumo”. Se trarta de un tipo de bombillas que funcionan de forma similar a las lámparas fluorescentes de tubo, pero están diseñadas para ocupar el lugar donde tradicionalmente se han venido utilizando las antiguas incandescentes. En comparación con estas últimas, las bombillas CFL tienen una vida útil mayor y gastan menos energía eléctrica para producir la misma iluminación.

Utilizar estas bombillas supone un notable ahorro de energía, ya que consumen un 80% menos que las convencionales y duran entre 6 y 8 veces más. De hecho, las lámparas fluorescentes compactas ayudan a ahorrar costes en las facturas de electricidad, en compensación a su precio dentro de las primeras 500 horas de uso.

Ventajas e inconvenientes

El uso de bombillas de bajo consumo presenta una serie de ventajas e inconvenientes. Sin embargo, los aspectos positivos que reporta al usuario son mucho mayores que los negativos, ya que entre sus inconvenientes destacan su precio que es un poco más elevado que el de las tradicionales bombillas incandescentes y otro es que, los colores del entorno no se perciben de forma tan fiel como con las halógenas, aunque tienen una tonalidad parecida a la de otros tipos de bombillas. Además, al encenderlas observaremos que el haz de luz es tenue; hemos de esperar unos minutos hasta que alcance el rendimiento adecuado.

A pesar de presentar estos tres inconvenientes, la lámpara fluorescente compacta repercute positivamente en el consumidor de la siguiente forma:

  • Son más eficientes. Utilizan entre un 50 y un 80% menos de energía que una bombilla normal incandescente para producir la misma cantidad de luz. Una lámpara de bajo consumo de 22 vatios equivale a una bombilla incandescente que consume 100 vatios.
  • Son más económicas. Aunque su precio sea superior al de una bombilla tradicional, duran, como mínimo, 6 veces más, por lo que su coste se recupera en menos de un año. Cambiar cinco bombillas incandescentes (de las “normales”) por cinco bombillas de bajo consumo equivalentes (28 vatios) puede ahorrar unos 60 euros al año en electricidad. Y lo que es más importante, reduce la emisión de gases del efecto invernadero en 340 Kg.
  • Son más ecológicas. Reducen sustancialmente en más de media tonelada las emisiones de CO2, que son nocivas para el medio ambiente.
  • Son “frías”: la mayor parte de la energía que consumen la convierten en luz que es lo que se espera de una bombilla. En cambio, prácticamente la mitad de la energía que consume una bombilla incandescente se transforma en calor y no en luz. Una bombilla incandescente apenas convierte el 2,6% de la energía que consume en luz visible, mientras que una lámpara fluorescente dedica hasta el 15% de la energía consumida en cumplir su misión de iluminar.

Sacar máximo rendimiento a las bombillas de bajo consumo

Las primeras bombillas que hay que sustituir son aquellas que permanezcan en funcionamiento más de dos o tres horas diarias. Sin embargo, no basta con este cambio, sino que hemos de darle el uso correcto. No es conveniente instalarlas en lugares de paso donde el tiempo de utilización sea corto como, por ejemplo, los baños, porque gastaremos más si las encendemos repetidamente que si funcionan de forma continua, donde además, su vida útil se verá reducida.

Por la misma razón, tampoco es adecuado utilizarlas con sistemas de sensores de presencia, ni con reguladores de intensidad. Para permitir esta función, existen bombillas fluorescentes que se adaptan a una eficiencia completa o la reducen a la mitad. Tampoco conviene situarlas en lugares con cambios bruscos de temperatura. Asimismo, es importante retirar el polvo que se acumule ya que, en caso contrario, su rendimiento será menor.

Es significativo elegir la tonalidad de luz de la bombilla de bajo consumo de acuerdo a las necesidades y gustos del usuario. Cuando termina su vida útil, deben ser recicladas. Para ello se pueden entregar en el lugar de venta habitual o depositarlas en un punto limpio.

 

Consejos para ahorrar energía en la iluminación del hogar

 

A continuación se exponen una serie de consejos que ayudan a los consumidores a ahorrar energía en la iluminación del hogar:

 

  • Sustituir las bombillas incandescentes por bombillas de bajo consumo con etiquetado energético de clase A. 
  • Aprovechar la luz natural siempre que sea posible.
  • No dejar luces encendidas en habitaciones que no se estén utilizando.
  • Colocar reguladores de intensidad luminosa. 
  • Utilizar tubos fluorescentes donde se pueda y, sobre todo, en la cocina, donde las horas de encendido son mayores.
  • Utilizar colores claros en paredes y techos.

Comparación del ahorro energético y económico entre una lámpara de bajo consumo y una bombilla incandescente tradicional 

Para bombillas de 8.000 horas y un precio del kWv en el hogar en torno a los 0,17 €

ANTES

AHORA

AHORRAS

Bombilla Incandescente

Bombilla de Bajo Consumo con igual intensidad de luz

Coste de Electricidad

40 w

9 w

42 €

60 w

11 w

67 €

75 w

15 w

82 €

100 w

20 w

109 €

                                                                                                                                                  Gabinete de Comunicación

Además, ésta y otras noticias sobre consumo pueden consultarse en las redes sociales 
 
Banner
Reclamaciones Consumo Andalucia
Banner
Banner
Banner
Federación Andaluza de Consumidores y Amas de Casa AL-ANDALUS AVDA. Menendez Pelayo Nº 12, 2º C, 41004 Sevilla
Tlfno. 954 564 102 Fax. 954 560 094     Contacta    Aviso Legal    Mapa localizacion    Líneas de Autobuses