¿Qué es el Sistema Arbitral de Consumo?

logoar

El Sistema Arbitral de Consumo es un medio extrajudicial para la resolución de conflictos que puedan surgir entre consumidores y usuarios y empresarios o prestadores de servicios, donde:

  • El procedimiento es gratuito.
  • El tiempo para la resolución de los conflictos planteados es breve, 6 meses desde que se inicia el procedimiento con el planteamiento por parte del consumidor de la solicitud de arbitraje.
  • Los trámites a seguir no están sujetos a formalidades especiales.
  • La resolución que pone fin al procedimiento se denomina laudo y es emitido por el órgano encargado de analizar y estudiar el asunto: Colegio arbitral, de carácter tripartito y compuesto por un representante de la Administración, otro del sector empresarial y otro del sector de los consumidores; o árbitro único, que será designado siempre y cuando las partes no soliciten la constitución de un colegio arbitral o el asunto no revista complejidad o no supere la cuantía de 300,00 €.
  • La resolución adoptada o laudo, es vinculante para ambas partes.

Por tanto, si como consumidor o usuario tienes un conflicto o estás en desacuerdo con algún bien adquirido o con un servicio que te hayan prestado, no dudes en solicitar un arbitraje, puesto que ganarás en:

  • Facilidad, ya que puedes solicitarlo personalmente o través de una asociación de consumidores, cumplimentando un sencillo formulario ante la Junta Arbitral que corresponda a su domicilio.
  • Rapidez y eficacia, comparado con el periodo de tiempo que los Tribunales de Justicia dispondrían para resolver la cuestión, y teniendo e cuanta que además el laudo, vincula a las partes, es de obligado cumplimento para ambas y surte los mismos efectos que la cosa juzgada.
  • Economía, ya que el procedimiento es gratuito, y sólo se costean en determinados supuestos la práctica de peritajes.

 

Funcionamiento

La adhesión por parte de las empresas al Sistema Arbitral de Consumo es voluntaria, y se puede haber realizado con carácter general tanto en cuanto a la materia y tiempo, o con carácter específico ante la reclamación puntual de un consumidor.

Por tanto si tienes algún conflicto con algún empresario o prestador de servicios, solicita el Arbitraje de Consumo, es la vía más rápida.

Si la empresa no acepta este sistema como medio para resolver la controversia, siempre quedará abierta la vía de los Tribunales de Justicia ordinarios.

Ahora bien, si tanto el consumidor, como el empresario aceptan la vía del Arbitraje para la solución del conflicto, el laudo que se obtenga como resultado final del procedimiento, produce efectos de cosa juzgada y es de obligado cumplimiento para ambas partes. Esto quiere decir que tiene valor de sentencia judicial firme, no cabiendo contra el mismo nada más que recurso de revisión en casos muy tasados.

 

Cómo solicitar

La solicitud de Arbitraje se formaliza ante la Junta Arbitral de consumo que te corresponda por razón de tu domicilio. Para ello puedes consultar el apartado Su Junta Arbitral más Próxima que se ubica justo debajo. Este trámite puedes realizarlo personalmente o a través de las Asociaciones de Consumidores, cumplimentando un sencillo formulario que habrá que presentar ante la Junta Arbitral correspondiente, bien de forma presencial o utilizando medios electrónicos o telemáticos.

 

Su Junta Arbitral más próxima

Las Juntas Arbitrales de Consumo, están repartidas por toda la geografía andaluza. Haz clik sobre el mapa si deseas obtener información sobre tu Junta Arbitral más próxima:

andalucia