Actualidad

En la actualidad es difícil encontrar productos alimenticios elaborados de manera industrial en los que no esté presente algún tipo de aditivo. Sin embargo estos elementos con frecuencia causan dudas entre los consumidores sobre la conveniencia de su ingesta continuada y los efectos sobre la salud.

La información nutricional que aparece en la etiqueta de los alimentos, nos trasmite el aporte de nutrientes que supondrá el consumo de ese producto, por lo tanto es una información muy valiosa que no debe ser pasada por alto y sobre la que debemos intentar bien informados. A través de ella, los productores indican el valor energético (calorías) y los nutrientes (proteínas, hidratos de carbono, grasas, fibra, sodio, vitaminas y sales minerales) que contiene una determinada cantidad de ese alimento.  No debe confundirse la información nutricional con la lista de ingredientes.

En el mes de diciembre, muchas personas consumidoras aprovechan el puente, los días de vacaciones y las fiestas para hacer turismo rural. Una de las opciones más demandada es la de contratar un alojamiento en un entorno natural para disfrutar de los espacios y los parajes que nos regala Andalucía. Pero, ¿conoces tus derechos? Consumidores AL-ANDALUS te los recuerda.

La información nutricional que aparece en la etiqueta de los alimentos, nos trasmite el aporte de nutrientes que supondrá el consumo de ese producto, por lo tanto es una información muy valiosa que no debe ser pasada por alto y sobre la que debemos intentar bien informados. A través de ella, los productores indican el valor energético (calorías) y los nutrientes (proteínas, hidratos de carbono, grasas, fibra, sodio, vitaminas y sales minerales) que contiene una determinada cantidad de ese alimento.  No debe confundirse la información nutricional con la lista de ingredientes.

La Federación de Consumidores AL-ANDALUS, continuando con su campaña formativa sobre Consumo Responsable y Consciente de los alimentos que ha denominado ¿Sabes lo que comes?, que se inscribe dentro de la campaña general para la promoción de un Consumo Responsable y Sostenible que está desarrollando con el apoyo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, insiste en la importancia de que las personas consumidoras cuenten con las herramientas suficientes para comprender bien el etiquetado de los alimentos y puedan tomar sus decisiones de compra o consumo de los mismos, desde el conocimiento.