fbpx

Campaña “En 2021, adiós a los plásticos de un solo uso” para concienciar sobre el problema que supone el exceso de residuos de plástico, informar sobre algunos aspectos de la nueva normativa que en 2021 afectará a algunos productos plásticos de un solo uso, y proponer alternativas sostenibles

 

Los residuos plásticos suponen un grave problema medioambiental que amenaza a la salud y calidad de vida de las personas.

La dificultad para gestionar adecuadamente el gran volumen de residuos de plástico, que se viene generando en las últimas décadas y su vergonzante presencia en la naturaleza en general y en el medio marino en particular, ha puesto en evidencia la insostenibilidad del consumo de productos de un solo uso, que ya está afectando de manera negativa a muchos ecosistemas y especies animales vulnerables.

El ser humano tampoco permanece ajeno a este fenómeno, pues su calidad de vida y su salud está estrechamente ligada al entorno en el que habita, al aire que respira, el agua que bebe a los alimentos vegetales y animales que ingiere, sobre los que también incide la contaminación generada por el exceso de residuos y hasta plausible presencia de los micropláticos.

Ante esta situación es preciso una reacción a escala global. La especie humana debe frenar el daño que está causando y apostar por un modelo de consumo más sostenible. Para avanzar posiciones son fundamentales las campañas informativas y de concienciación, la actitud crítica y proactiva de las personas consumidoras y, por supuesto, las acciones de los gobiernos.

El próximo año se prohibirá en España la comercialización de determinados productos plásticos de un solo uso, entre otras medidas para paliar esta situación.

Siguiendo las directrices de la Directiva comunitaria, aprobada en junio de 2019,  que se aplicará en nuestro país a través de la nueva Ley de Residuos, en julio de 2021 ya no se podrán comercializar productos de plástico de un solo uso para los que existan alternativas como: cubiertos (tenedores, cuchillos, cucharas, palillos); platos; pajitas y agitadores de bebidas; palitos destinados a sujetar e ir unidos a globos, con excepción de los globos para usos y aplicaciones industriales y profesionales; los recipientes y vasos para alimentos y bebidas hechos de polietireno expandido, incluidos sus tapas y tapones. Esto será el primer paso en una serie de medidas que se aplicarán para reducir la basura plástica, con la pretensión de que en 2030 todos los envases de plástico en la UE sean reciclables o reutilizables.

AL-ANDALUS recuerda que en la reducción del consumo de plásticos, la reutilización y una adecuada gestión de estos residuos está la clave para frenar este problema.

Para informar sobre el problema de los plásticos, algunas de las medidas que se están adoptando y concienciar a las personas consumidoras sobre la incidencia de sus actos en esta cuestión, la Federación de Consumidores AL-ANDALUS ha puesto en marcha una campaña en la que mediante mensajes claros y directos advierte sobre las consecuencias del exceso de residuos plásticos y recuerda que la reducción del consumo de plásticos, la reutilización y una adecuada gestión de estos residuos está la clave para frenar este problema.

Esta campaña se viene desarrollando a través de elementos publicitarios, como la publicación de un cartel en mobiliario urbano, y la difusión de un breve audiovisual y, por supuesto, a través de la página web de AL-ANDALUS y de las redes sociales.

Propuestas para reducir los plásticos

 

  1. Evita las cosas de un solo uso: pajitas, vasos, cubiertos, platos…Es mejor reutilizar que tirar.
  2. Para tu agua, mejor una botella reutilizable. Apuesta por un recipiente que puedas utilizar durante un tiempo prolongado y que puedas rellenar.
  3. Lleva tu propia bolsa para la compra. Contribuirás a reducir la cantidad de residuos que generan las bolsas de un solo uso y ahorrarás dinero, porque no tendrás que abonar el impuesto que se les aplica.
  4. Di no a al exceso de envases. La mayoría de las veces cuando los productos llevan un envoltorio no necesitan más. Apuesta por alternativas al plástico como el vidrio o el cartón. También se pueden comprar productos sin envasar: a granel. Evita comprar fruta envasada, por ejemplo.
  5. En tus fiestas evita los elementos de plástico de un solo uso. Puedes sustituirlos por otros de materiales reciclados como el cartón o utilizar utensilios reutilizables.
  1. No sueltes globos en espacios abiertos. Aunque pueda resultar una imagen bonita, esos globos en no mucho tiempo explotarán o se vaciarán y caerán contaminando ecosistemas naturales.
  2. Juguetes de plástico duraderos o de materiales alternativos. Como la mayoría de los juguetes son de plástico debemos optar por aquellos que tengan una vida útil más larga o mayor resistencia, evitando que se conviertan rápidamente en desechos.
  3. Reutiliza los envases de plástico para guardar tus cosas. Muchas cajas, tarrinas y botes pueden servirnos para guardar pequeños objetos.
  4. Utiliza peines y cepillos de dientes de madera con cerdas vegetales. Son una buena opción para el cuidado personal sin plásticos.
  5. Champús y jabones en pastilla. En el mercado existen estos productos que prescinden de envases de plástico.
  6. Deposita los residuos de plástico en el contenedor correspondiente. Separa tus residuos de plástico para facilitar el reciclado y haz uso de los puntos limpios cuando sea preciso.
  7. Aprovecha tus paseos por el campo o la playa para limpiarlos de plásticos. Evitarás que estos materiales contaminantes afecten a la tierra y el agua, protegerás a los animales y mejorarás el aspecto de estos espacios naturales.