fbpx

El mes de diciembre es la época de mayor consumo del año, pues entorno a la celebración de la Navidad, el fin de año y los reyes magos, se realizan infinidad de compras de alimentos, artículos de regalo y se producen numerosos desplazamientos que no son habituales en otras épocas.

 

La Federación AL-ANDALUS, dentro de la campaña que está llevando a cabo para promocionar un consumo responsable, saludable y solidario, subvencionada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía,  propone a los consumidores que durante estas fechas no se dejen llevar por el consumismo, ni por los reclamos publicitarios y realicen sus actos de consumo desde una perspectiva consciente y crítica. Para ello les recuerda tres pautas básicas:

  • Comprar sólo aquello que se necesita, informándonos sobre el origen de los productos y su forma de producción
  • Optar por los productos que durante todo el proceso de obtención, comercialización, consumo y desecho perjudiquen menos al entorno.
  • Favorecer con nuestras compras el progreso justo y sostenible de las comunidades y personas.

Estas máximas se pueden poner en práctica en algunas de actividades que realizaremos durante las próximas fiestas como: adornar la vivienda, regalar una cesta navideña, preparar las comidas festivas, desplazarnos y hacer regalos.

 Adornar navideñamente de forma sostenible

  • Recuerda que el acebo y el musgo son especies vegetales protegidas e importantes para el equilibrio ecológico. No las utilices como adorno navideño.
  • Evita que tu árbol de navidad sea un abeto natural. Si tiene que ser de esa manera, procura cuidarlo para que pueda ser replantado, para ello deberá conservar sus raíces en tierra y ser regado abundantemente. No adquieras árboles cortados por el tronco. Aléjalo de fuentes de calor y procura que se ventile al menos una vez al día.
  • En el “Belén” evita el papel de aluminio, ya que es un mineral escaso y su extracción es costosa y muy contaminante. Busca alternativas para simular el agua, como un cristal.
  • Evita los aerosoles de laca de colores o de nieve artificial.
  • Para la iluminación navideña utiliza lámparas led y procura encenderla con moderación.
  • Puedes fabricar tus propios adornos a partir de materiales reciclados.

Alimentación

Evita el despilfarro alimentario:

  • Planifica el menú teniendo en cuenta las características y el número de comensales.
  • Apuesta por los productos de temporada.
  • Sirve raciones pequeñas. Vale más repetir que tirar.
  • Aprovecha la comida sobrante, congelándola o haciendo en los días siguientes distintos platos (pudines, cremas y purés, croquetas y rellenos).

Si comes fuera de casa:

  • Si vas a un buffet libre, evita comer con los ojos.
  • Si no tienes mucho apetito, pide que te sirvan una cantidad más pequeña.

Cestas para regalar

  • Elige cestas o cajas que puedan ser reutilizadas y reciclables. Las hechas con materiales reciclados son todavía una mejor opción.
  • Ten en cuenta los gustos y algunas características especiales de las personas que las recibirán. Apuesta por productos ecológicos, de proximidad, de temporada. Los artículos de comercio justo pueden ser muy apropiados para hacer un buen regalo.
  • En general evita los productos sobreempaquetados y los plásticos.
  • Procura que tu cesta recorra largas distancias, si es posible encárgala en un comercio del entorno de la persona que la recibirá. Si la haces tú, intenta adquirir los productos en comercios cercanos.

Si recibes una cesta:

  • Intenta reutilizar la cesta o la caja que contenga los productos.
  • Comprueba la fecha de caducidad de los productos comestibles y tenla en cuenta para su almacenaje y/o consumo.
  • Debes seguir las instrucciones de conservación de los alimentos que indique el etiquetado. En el caso de los productos frescos o perecederos debes consumirlos lo antes posible, para evitar su deterioro y el despilfarro alimentario.
  • En el caso de que en la cesta venga algún producto que preveas que no consumirás, deberías regalarlo a otra persona que sí le interese, así evitarás que acabe en la basura al cabo del tiempo.

Regalos y juguetes

  • Ten muy presente los gustos de las personas a las que obsequiarás.
  • Puedes adquirir regalos de artesanía, de proximidad o de comercio justo.
  • Evita los artículos que tengan una vida muy limitada.
  • Si compras elementos electrónicos o eléctricos procura que tengan la posibilidad de renovar las baterías y sean reparables.
  • Apuesta por juguetes y juegos sostenibles: fabricados con materiales ecológicos, hechos de materiales reciclados, juguetes reutilizables, juguetes que no lleven pilas o baterías.
  • Evita el exceso de envoltorios.
  • Decídete por papel reciclado de otros años u otros tipos de papeles que tengas en casa. También es una buena opción el empleo de otros elementos, como bolsas que luego puedan ser reutilizadas, envases de otros árticulos, como cajas de zapatos decoradas, etc.

Desplazamientos más sostenibles

En los desplazamientos debes tener en cuenta algunos principios básicos, como que:

  • A mayor velocidad mayor gasto de combustible y más contaminación.
  • No dar acelerones ni frenazos bruscos, porque aumentan la producción de gases contaminantes.
  • En las paradas que duren más de un minuto, es aconsejable apagar el motor, también en los atascos y en los pasos a nivel.
  • El coche no debe llevar peso innecesario, ya que se produce mayor consumo de gasolina.
  • Es recomendable utilizar el transporte público, se evitan atascos y a la larga es más económico y menos contaminante.
  • Compartir el coche cuando sea posible; consumen y ocupan más cuatro coches con una sola persona dentro, que un coche con cuatro personas.
  • Caminar o hacer uso de la bicicleta. Estas acciones no consumen combustible y contribuyen de forma positiva a la salud.

 Evitemos los ruídos

  • Reduciendo el ruido que generan los vehículos a motor que utilizamos y no haciendo uso innecesario del pito.
  • Optando por el transporte alternativo, como la bicicleta o los patines, caminar.
  • Vigilando el volumen de la televisión, la radio, los télefonos, y los reproductores musicales.
  • Cerrando las puertas y ventanas, si vamos a hacer ruido en casa.
  • Si vas a adquirir un electrodoméstico para tu uso o regalo, debes elegir los que sean más silenciosos.
  • En los establecimientos de restauración, bares y cafeterías modera el volumen de voz. Evita hablar a voces, también cuando salgas de ellos.
  • Respeta los horarios fijados por los ayuntamientos para la finalización de las actividades que generen ruido y para el cierre de establecimientos.
  • Prescinde del uso de material pirotécnico cuya finalidad sea provocar ruido, que afecta de manera considerable también a los animales.

 Seamos responsables de nuestros residuos

  • Evitemos la adquisición de elementos de un solo uso.
  • Intentemos no dejar basura o residuos los abandonados en las calles.
  • Procuremos la separación y el depósito de los residuos en los contenedores correspondientes