fbpx

El gluten está presente en infinidad de alimentos y su consumo afecta a las personas que padecen la enfermedad Celíaca, por eso es muy importante que se informe de la presencia de esta sustancia en el etiquetado de los alimentos.

 

¿Qué es la intolerancia al gluten o la enfermedad celíaca?

En torno al 1% de la población mundial es celíaca, es decir, padece intolerancia al gluten, un conjunto de proteínas que procede de diversos cereales como el trigo, el centeno, la cebada, la avena o sus variedades híbridas y productos derivados.

Síntomas de la celiaquía

La intolerancia al gluten puede tener como como síntomas más habituales diarrea, vómitos, estreñimiento o sensación de plenitud; y en los casos más agudos puede tener complicaciones más graves como pérdida de peso, diarrea crónica, anemia, distensión abdominal, retraso en el crecimiento, aparición de aftas bucales, caída de cabello, abortos espontáneos, entre otros.

Con frecuencia los síntomas de la intolerancia al gluten son numerosos pero muy diversos, lo que dificulta el diagnóstico, que se obtiene mediante un análisis sanguíneo que debe ser prescrito por el personal médico.

Hay personas que padecen sensibilidad al gluten no celíaca, que provoca algunos síntomas similares a los de la intolerancia, pero no es lo mismo. La sensibilidad provoca molestias ante la ingesta de gluten, mientras que la intolerancia puede derivar, como se ha descrito anteriormente en graves  problemas de salud.

La única forma de evitar estos trastornos es eliminar el gluten de la dieta, para ello es fundamental que las personas puedan  identificar qué productos lo contienen y cuáles no. En esta tarea cumple un papel fundamental el etiquetado de los alimentos.

Información sobre la presencia de gluten

En alimentos envasados

Las empresas que suministran alimentos envasados deben indicar la presencia de ingredientes o sustancias que causan alergias e intolerancias, como en el caso del gluten.

La información sobre estas sustancias deberá aparecer en la lista de ingredientes, destacada mediante una composición tipográfica que la diferencie (tipo de letra, estilo o color de fondo) claramente del resto de la lista de ingredientes y con un tamaño mínimo de letra.  En ausencia de una lista de ingredientes debe incluirse la mención “contiene” seguida de la sustancia o producto que causa la alergia o la intolerancia.

En alimentos no envasados

En el caso de los alimentos no envasados (comercio minorista, restauración...) es obligatorio indicar la presencia de ingredientes que causan alergias e intolerancias.

Se destacarán mediante una composición tipográfica que la diferencie (tipo de letra, estilo o color de fondo) y con un tamaño mínimo de letra, de la misma forma que en los alimentos envasados, en etiquetas unidas al alimento o en carteles junto al mismo, de forma fácilmente visible, claramente legible y accesible.

No obstante, se permite en los alimentos sin envasar, envasados a petición del consumidor y en la restauración (bares, cafeterías, restaurantes…), facilitar la información sobre los ingredientes que causan alergias o intolerancias de forma oral siempre que el establecimiento tenga dicha información por escrito (ficha técnica, etiquetas, menú, cartas...) o en formato electrónico a disposición del consumidor que lo solicite.       

Identificar los productos

Algunos alimentos se presentan como “sin gluten” o “bajos en gluten”, lo que permite su consumo a las personas celíacas en función de su grado de tolerancia: 

  • Alimento “sin gluten”: no contiene más de 20 mg/kg de gluten.
  • Alimento “muy bajo en gluten”: el nivel de gluten es inferior a 100 mg/kg.