fbpx

Se da la circunstancia de que la mayoría de las personas viven en bloques de pisos y vecindarios, lo que puede hacer un poco complicada la convivencia durante estas semanas en las que debemos quedarnos en casa.

 

Ante esta situación es fundamental que, además de preservarnos del contagio del coronavirus, nos esforcemos porque este periodo sea lo más llevadero posible y causemos las menores molestias a los demás.

Minimicemos el riesgo de contagio

  • Reduce las salidas de casa a lo mínimo imprescindible. Concentra tus compras en una sola salida -a ser posible semanal-, lleva una lista con lo que necesitas y ve directamente al establecimiento.
  • Si tienes que sacar a tu perro, no lo utilices como excusa para pasear. Quédate en una zona cercana a tu casa y abrevia el tiempo de estancia en la calle.
  • Usa mejor las escaleras que el ascensor para bajar, lo que además te servirá para hacer algo de ejercicio. Si no tienes más remedio que coger el ascensor, recuerda que solo debe entrar una persona, salvo en el caso de menores o de personas con movilidad reducida.
  • Evita tocar con las manos desnudas los pasamanos, buzones, interruptores, barandas, botones del portero y ascensor y demás elementos metálicos.
  • Está prohibido usar pistas deportivas, permanecer en parques infantiles, zonas de esparcimiento, patios o azoteas.
  • Si en tu domicilio hay alguna persona contagiada debes comunicarlo a la comunidad de propietarios para que procedan a la desinfección de las zonas comunes del edificio.
  • Las personas responsables del cuidado de las que hayan enfermado, deben extremar las precauciones con respecto a los residuos domésticos que estas generen, observando las indicaciones sanitarias.

 Por una convivencia respetuosa

Los ruidos, golpes y vibraciones pueden aumentar como consecuencia de la concentración de nuestras actividades en el domicilio, si queremos evitar molestias y no padecerlas deberíamos:

  • Respetar las horas de descanso, moderando el volumen de los aparatos de televisión o música y evitando cualquier actividad que genere ruido (bricolaje, movimiento de muebles, poner la lavadora o el lavavajillas, etc.). Durante el resto del día también debemos reducir estos ruidos.
  • Procurar el uso de zapatos con suela blanda.
  • Impedir que los menores usen correpasillos, patines, pelotas duras, etc. proponiendo actividades y juegos alternativos y/o creando zonas de juego con superficies que amortigüen los golpes.
  • Es muy beneficioso realizar actividad física, pero a la hora de hacer deporte en casa debes optar por ejercicios que no provoquen impactos ni vibraciones.
  • Limitemos aquellos ruidos que podamos generar en terrazas y balcones, sobre todo a deshoras, como conversaciones en voz muy alta, música a gran volumen, etc.

Sé responsable de tus residuos

Al pasar todo nuestro tiempo en casa, habremos comprobado que nuestro volumen de basura ha aumentado, sobre todo en cuanto a los envases. Aprovechemos que disponemos de un poco más de tiempo para hacer una buena gestión de nuestros residuos, separándolos adecuadamente: vidrio, papel y cartón, envases, y resto.

Debemos saber que:

  • El confinamiento no nos impide salir a tirar la basura, siguiendo las pautas para minimizar el riesgo de contagio.
  • Los contenedores están cerca de tu casa.
  • El servicio de recogida de residuos se mantiene con regularidad.
  • No debemos aprovechar esta actividad para pasear.
  • Salvo que en nuestro edificio haya un servicio de recogida, no debemos dejar las bolsas de basura en la puerta, pasillo o zonas comunes.