fbpx

Ante la compra masiva de productos por la propagación del coronavirus, AL-ANDALUS hace un llamamiento a la tranquilidad ante las garantías del sector de la distribución sobre la continuidad del abastecimiento y quiere evitar que el acaparamiento se convierta en despilfarro.

 

Según traslada la Confederación Andaluza de Empresarios de Alimentación y Perfumería (CAEA) “Los supermercados son establecimientos de servicios básicos de primera necesidad que están trabajando a pleno rendimiento y tienen capacidad suficiente y las máximas garantías para dar respuesta a las necesidades que se presenten”, por lo que no esperan problemas de desabastecimiento.  

CAEA reconoce que en Andalucía se está produciendo en los últimos días una demanda mayor de lo habitual de determinados productos relacionados con la higiene personal y los alimentos no perecederos, pero que se está cubriendo de manera satisfactoria

Desde el sector de la distribución insisten en que “no es necesario hacer compras extraordinarias más allá de las compras habituales”, ya que para atender los incrementos de la demanda están reforzando los puestos clave y sus funciones, se prevé el refuerzo de turnos en caso de necesidad y la máxima conexión y coordinación con los eslabones precedentes de la cadena para atender a las necesidades que pudieran surgir y la mayor rotación de productos.

Evitar el despilfarro alimentario

Por otro lado AL-ANDALUS quiere evitar que el acaparamiento de productos alimenticios tenga como consecuencia final el despilfarro alimentario, por lo que hace una serie de recomendaciones como:

  • Adquirir productos de consumo habitual, sin dejarse arrastrar por la alarma.
  • Comprobar que la fecha de caducidad abarca un periodo amplio, sobre todo si se compran grandes cantidades.
  • Consumir prioritariamente los alimentos con menos margen de duración.
  • Seguir las instrucciones de conservación y almacenaje.
  • Revisar periódicamente la alacena y el congelador para comprobar la caducidad de los productos y su estado.