fbpx

 

Contribuyen a una alimentación sostenible y al mantenimiento y mejora del empleo en las zonas rurales

 

La principal característica de los productos de proximidad es que acortan los canales de comercialización, reduciendo el número de intermediarios, con lo que el productor recibe de manera una mayor parte del importe abonado por el comprador, lo que establece un valor más solidario a los intercambios comerciales.

La adquisición de estos productos contribuye también a la sostenibilidad, pues otra de sus particularidades es la reducción del recorrido físico desde los lugares de producción a los de consumo.

Teniendo en cuenta lo anterior, Consumidores AL-ANDALUS, dentro de la campaña que está realizando para la promoción de un consumo responsable, y solidario– con el apoyo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía-, recuerda que, cuanto más corta sea la distancia que recorre el producto desde el lugar de producción hasta el lugar de consumo, mayores beneficios obtendremos sobre el medio ambiente y nuestra sociedad. Así, entre las ventajas de consumir productos de proximidad están:

  • Mantenimiento y mejora del empleo en la zona, así como fijación de la población.
  • Menor necesidad de embalaje y sobre empaquetado, con lo que se reduce la utilización de estos elementos y de los residuos que generan.
  • Menor distancia de transporte y menor contaminación de CO2, por el menor consumo de combustible.
  • En el ámbito de la alimentación, en los productos frescos encontramos también beneficios nutricionales y de calidad, pues se respetan los ciclos de vida de plantación y maduración de los productos. Debemos tener en cuenta que son productos autóctonos, adecuados a las condiciones de cultivo y al tipo de alimentación del área geográfica donde se producen, que es la misma área geográfica en el que se consumen. Nuestra dieta mediterránea, por ejemplo, se basa en alimentos mediterráneos, producidos, elaborados y consumidos en un entorno común.

Por todo ello, si queremos ser consumidores más responsables y sostenibles debemos:

  • Informarnos sobre el origen de los productos
  • Adquirir productos de la zona
  • Comprar en los comercios locales