fbpx

AL-ANDALUS pone en marcha una campaña informativa para prevenir hábitos alimenticios poco saludables en la población escolar

El sobrepeso y la obesidad infantil son considerados unos de los problemas de salud más graves que aquejan a la población mundial en nuestros días, ya que puede tener consecuencias para el desarrollo físico de las niñas y niños que la padecen. Si esta situación se mantiene en la edad adulta, estas personas tienen más probabilidades de padecer enfermedades como diabetes, artrosis, cardiovasculares o cáncer.

En el mundo más de 380 millones de niños y niñas padecen obesidad o sobrepeso. En Andalucía tres de cada diez niños padecen este problema.

¿Qué son el sobrepeso y la obesidad?

La Organización Mundial de la Salud define el sobrepeso y la obesidad como «una acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud»

¿Qué causa la obesidad infantil y juvenil?

La principal causa es el desequilibrio entre las calorías que se ingieren y las que se consumen.

Dos factores pueden llevar a esta situación:

  • El abuso de alimentos con abundantes grasas y azúcares.

  • La falta de actividad física asociada a las nuevas formas de ocio sedentarias y los desplazamientos en vehículos a motor.

¿Cómo podemos prevenir la obesidad y el sobrepeso?

Es fundamental mantener una alimentación saludable y equilibrada basada en el modelo de la Dieta Mediterránea donde prevalecen el consumo de frutas y verduras, la toma frecuente de legumbres, las carnes de ave y el pescado. Debe restringirse el consumo de comidas con exceso de grasas o azúcares

Además es importante la forma de preparación de los platos con  el predominio de cocidos y asados sobre fritos, la utilización en las fritura del aceite de oliva, la preparación cruda de verduras y hortalizas.

Los hábitos alimenticios también son importantes, por ejemplo: el fraccionamiento de la ración diaria en 4 o 5 tomas, las cenas más ligeras, el ambiente familiar y reposado de las comidas principales.

Hay que potenciar la práctica de actividades físicas y deportivas, frente al ocio sedentario relacionado con el consumo de televisión, ordenador, consolas, etc. Las salidas al aire libre y el contacto con la naturaleza facilitan los hábitos de alimentación saludable.

La familia y el colegio juegan un papel fundamental en la prevención de la obesidad

En el hogar

La actitud de la familia ante los diversos ámbitos de la vida suele ser el principal referente para la población infantil, por ello, para prevenir el sobrepeso y la obesidad en esta etapa, se recomienda mantener un estilo de vida saludable y fomentarlo entre los más jóvenes.

¿Cómo llevarlo a la práctica?

  • Dando un desayuno saludable antes de ir al colegio.

  • Favoreciendo el consumo de frutas y verduras.

  • Reduciendo la ingesta de aperitivos envasados y bollería (ricos en calorías pero de escaso valor nutritivo), sustituyéndolos por alternativas más saludables: frutos secos, cereales integrales, fruta…

  • Evitando el consumo de bebidas azucaradas.

  • Haciendo lo posible por que las comidas se hagan en familia.

  • Fomentando una actitud crítica ante la promoción de productos poco saludables.

  • Proporcionando información para que puedan elegir opciones alimentarias saludables.

  • Reduciendo el tiempo de ocio sedentario (televisión, videojuegos…)

  • Proponiendo juegos activos en familia.

  • Realizando los desplazamientos que sean posibles caminando, en bicicleta, patines…

En la escuela

La población infantil pasa gran parte de su tiempo en la escuela, esta es una herramienta fundamental para trasladar conocimiento sobre alimentación saludable y actividad física:

  • Abordando el tema de la alimentación como una materia transversal, aportando información sobre la importancia de una buena nutrición para el desarrollo físico y mental.

  • Participando en programas alimentarios escolares promovidos por las administraciones y otros colectivos que suministren alimentos saludables.

  • Proporcionando en el comedor menús saludables y orientaciones a las familias sobre cómo integrarlos en la dieta diaria de manera equilibrada.

  • Evitando la venta en el centro de alimentos hipercalóricos, sustituyéndolos por alternativas saludables (agua, leche, frutas, frutos secos…)

  • Practicando el cultivo de algunas frutas y verduras para concienciar sobre el origen de los alimentos.

  • Fomentando la participación de madres y padres.

  • Promoviendo la actividad física tanto en horario lectivo como en la oferta de extraescolares, organizando actividades deportivas y favoreciendo los recreos activos.

  • Facilitando el acceso a la comunidad educativa a las instalaciones deportivas del centro.

Campaña informativa para prevenir hábitos alimenticios poco saludables en la población escolar

La Federación de Consumidores AL-ANDALUS dentro de su Campaña de información, formación y concienciación para el impulso y promoción de un consumo responsable y solidario en Andalucía, subvencionada por la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, quiere aportar su grano de arena en la tarea de paliar la obesidad infantil y otros problemas que se derivan de unos hábitos alimenticios poco saludables.

Con este propósito se ha editado un cuadernillo, a través del que se pretende que la población escolar y las personas adultas de su entorno, vayan descubriendo las ventajas de una alimentación equilibrada y lo sencillo que resulta modificar algunos de nuestros hábitos cotidianos o incorporar algunas rutinas para prevenir problemas de salud, mediante las distintas actividades lúdicas que se plantean. El cuadernillo se ha distribuidos a través de 22 centros escolares a 5.000 niños y niñas de toda Andalucía.