fbpx

 

¿Qué son los residuos peligrosos domésticos?

Algunos productos y aparatos que utilizamos en nuestra vida cotidiana, contienen sustancias o elementos que pueden ser perjudiciales para la salud de las personas y pueden causar daños al Medio Ambiente. Una vez que dejan de ser útiles se convierten en lo que denominamos “residuos domésticos peligrosos” y deben ser gestionados de forma específica, según sus características para evitar riesgos de accidentes y la contaminación del entorno.

Por ello no deben depositarse en los contenedores habituales que encontramos en las calles, ni arrojarse por los desagües, ni abandonarse en la naturaleza. Para la recogida de estos  residuos y los envases que los hayan contenido existen los puntos limpios. También, para la recopilación de algunos muy concretos se han establecido sistemas y contenedores específicos en comercios y otras instalaciones.

En el proceso de gestión de los residuos peligrosos domésticos es fundamental la identificación de los mismos, para lo que resulta de gran utilidad la lectura de la etiqueta.residuospeligrosos

 

¿Por qué es importante gestionar bien los residuos domésticos peligrosos?

  • En primer lugar, para evitar la contaminación ambiental y problemas de salud en las personas.
  • Se controlan para evitar los riesgos por una mala manipulación de los mismos.
  • Muchos de los residuos peligrosos pueden reciclarse, por lo que sus materias primas pueden ser reutilizadas, reduciendo el impacto medioambiental que supone la obtención de nuevos materiales.
  • Se fomenta la cultura de la reutilización, reducción y reciclaje, por lo que se promueve una mayor conciencia ciudadana sobre la importancia de los recursos y el medio ambiente.

¿Cómo puedo hacer una buena gestión de los residuos domésticos peligrosos?

  • Usa y guarda con precaución los productos que contienen sustancias peligrosas para evitar accidentes. Sigue las instrucciones de empleo y conservación.
  • Mantén los productos peligrosos en sus recipientes originales con las etiquetas.
  • Nunca guardes productos peligrosos en recipientes de comida o bebida.
  • No mezcles los sobrantes de residuos peligrosos con otros productos.
  • Separa los residuos peligrosos de otros tipos de residuos para evitar riesgos y facilitar su tratamiento.
  • Recuerda que los envases vacíos de estos productos también son residuos peligrosos por los restos que puedan contener.
  • Reduce el consumo de productos que contengan sustancias peligrosas, buscando alternativas menos dañinas o ecológicas.
  • No arrojes por los desagües ni abandones en la naturaleza los residuos peligrosos o sus envases.
  • Deposita los residuos peligrosos en los contenedores específicos para su recogida o llévalos a un punto limpio.

¿Qué son los puntos limpios?

Son instalaciones municipales, que se establecen en las poblaciones de más de 5.000 habitantes, donde se recogen y almacenan temporalmente y de forma gratuita los residuos domésticos que, por su gran volumen o peligrosidad, no deben depositarse en los contenedores situados en la vía pública. En ellos existen zonas diferenciadas para la recogida de cada tipo de residuo.

Si quieres saber cuál es el más cercano a tu domicilio, su horario y tipos de residuos que puedes depositar, desde aquí puedes acceder a la información que ofrece la Junta de Andalucía sobre los puntos limpios. 

Para las poblaciones que no tienen obligación de disponer de un punto limpio, algunas administraciones ofrecen un servicio de punto limpio móvil. Se trata de un vehículo equipado con  contenedores en los que se pueden depositar residuos que no se recogen a través del servicio convencional. Tienen un horario, una ubicación y una frecuencia de paso establecida en cada localidad.

Para favorecer la recogida de residuos, algunas ciudades además de los puntos limpios han instalado en determinadas zonas ecopuntos o puntos limpios móviles.

¿Qué se lleva al punto limpio?

  • Aceite vegetal de cocinar y de las latas de conservas.
  • Aceite mineral de automóviles y radiadores.
  • Aparatos eléctricos y electrónicos: electrodomésticos, ordenadores, televisores, móviles, lámparas, etc.
  • Baterías y acumuladores de automóvil y de aparatos eléctricos.
  • Cartuchos de impresoray tóner.
  • Chatarrasy restos metálicos
  • Elementos de iluminación: tubos fluorescentes, bombillas, lámparas de mercurio, etc.
  • Restos de productos tóxicos domésticos y sus envases: disolventes, pinturas, barnices, colas líquidos fotográficos, insecticidas, etc.
  • Escombros de pequeñas obras domésticas, chatarra, madera, etc.
  • Medicamentos, radiografías y termómetros... 
  • Neumáticos.
  • Pilas
  • Ropa vieja
  • Voluminosos: muebles, colchones, somieres, etc.          

                                                                                                                                                                           

logo NUEVO CORRECTO                             logosaludyfamilias