fbpx

El precio y los servicios incluidos suelen ser los dos factores que más priman a la hora de decantarnos por una de estas fiestas que cada vez son más frecuentes en esta época del año, pero ¿qué hay de la seguridad?

¿Nos cercioramos de que cumple el local con todo lo que exige la Ley? La Federación de Consumidores AL-ANDALUS ofrece algunas recomendaciones para disfrutar de Halloween con total seguridad.

  • Antes de adquirir la entrada asegúrate de que el local cuenta con la correspondiente autorización administrativa para celebrar este tipo de eventos.
  • Solicita si puedes visitar las instalaciones y que te digan cuál es el aforo del local y qué cantidad de entradas se han puesto a la venta.
  • Comprueba que la entrada adquirida se corresponde con el espectáculo o fiesta elegida y rechaza la reventa callejera, ya que además de estar prohibida puede suponerte un problema a la hora de entrar en el local.
  • Cerciórate de cuáles son los servicios incluidos en el precio de la entrada, por ejemplo: barra libre, cantidad de copas, guardarropa,…
  • Tanto si ya has comprado tu entrada como si todavía no lo has hecho es conveniente que sepas cuáles son las condiciones mínimas de seguridad con las que debe contar el local: salidas y entradas, servicios, salidas de emergencia, aforo máximo, extintores,… 
  • También recomendamos el procurar localizar las salidas de emergencia y los extintores una vez se entre en el local, y que se presente la correspondiente reclamación si se observa que algunos de los requisitos enumerados anteriormente no se cumplen.
  • Habrá que solicitar también la Hoja de Reclamacionessiempre que alguna de las condiciones anunciadas en la publicidad (carteles y panfletos)  no se cumpla durante el desarrollo de la fiesta, para lo cual es imprescindible conservar la entrada y si es posible la publicidad. Igualmente debemos recordar que las condiciones para el derecho de admisión deben constar en lugar visible, a la entrada de los establecimientos, no pudiendo ser arbitrarias o discriminatorias. Si esto no fuera así y nos denegaran el derecho de admisión, también estaremos en nuestro derecho de reclamar.