La amplia variedad de productos de origen ganadero que se encuentran en el mercado y su calidad nutricional contribuyen a llevar una dieta saludable, variada y equilibrada.

 

El concepto de ecológico suele asociarse a alimentos de origen vegetal, sin embargo la producción ganadera en este ámbito está también muy extendida en nuestra Comunidad, dando lugar a una amplia gama de productos, que van desde la carne fresca de diversas especies animales como el cerdo, la ternera, la cabra, el cordero y algunas aves, hasta elaboraciones que gozan de un gran reconocimiento dentro y fuera de nuestras fronteras, como es el caso del queso ecológico y una amplia variedad de chacinas, patés, huevos, etc.

¿Cuáles son las características de la ganadería ecológica?

  • Durante el proceso de crianza de los animales se procura su bienestar, respetando los ciclos biológicos y su desarrollo en espacios abiertos.
  • Para la alimentación se utilizan piensos con certificación ecológica, cuando no se alimentan de recursos naturales cuya calidad también está controlada.
  • Para el control de enfermedades se limita la aplicación de medicamentos a una serie de productos autorizados por su baja incidencia residual.
  • La amplia variedad de productos que se encuentran en el mercado y su calidad nutricional contribuyen a llevar una dieta saludable, variada y equilibrada.
  • La ganadería ecológica redunda tanto en la salud humana como en la del Medio Ambiente, contribuyendo a la conservación de los ecosistemas donde se desarrolla, manteniendo la renovación de los recursos naturales.
  • La buena calidad y seguridad alimentarias de los productos ecológicos viene avalada por la forma especial de producirlos y transformarlos, y por la certificación requerida para su comercialización.
  • La mayoría de la producción ecológica se realiza en pequeñas explotaciones ganaderas, muchas de ellas agrupadas en cooperativas. Por lo tanto, consumir productos ecológicos contribuye a crear empleo y riqueza sostenible.

 Ganadería ecológica en femenino

Un número significativo de explotaciones ganaderas ecológicas están siendo gestionadas por mujeres, que han visto en este tipo de producción una forma de generar riqueza en un sector que no siempre resulta rentable. Ello está permitiendo que se visibilice el trabajo femenino en un ámbito asociado a los hombres, pero en el que habitualmente también estaban implicadas sin reconocimiento legal ni económico directo las mujeres, sobre todo en las granjas o negocios familiares.

¿Cómo se identifican los productos de la ganadería ecológica?

  • Estos productos deben estar certificados como ecológicos por una entidad autorizada y presentar en su etiquetado el logotipo ecológico de la Unión Europea, que consiste en una hoja verde rodeada de estrellas.
  • Para que puedan ser considerados ecológicos al menos el 95% de los ingredientes deben ser de origen ecológico.
  • Si los ingredientes de origen agrario o ganadero ecológicos suponen menos del 95% la referencia al método de producción ecológica se hará únicamente en la lista de ingredientes, concretamente, en el campo visual de la denominación de venta.

 Los huevos ecológicos

Con relación a la comercialización de huevos para el consumo humano, las disposiciones generales del Estado establecen la obligatoriedad de marcar los huevos con un código que exprese el número distintivo del productor y que permita identificar la forma de cría.

La forma de saber que un huevo es ecológico, es a través de la referencia al método de producción ecológica que figure en el etiquetado del envase y a través del código que se estampa en la cáscara de cada huevo. Si nos fijamos en este y observamos que el primer número es un “0”, nos estará indicando que es un huevo producido de forma ecológica.