Pago contra reembolso, con tarjeta, transferencia… varias opciones, cada una con sus ventajas e inconveniente de las cuales, en AL-ANDALUS te informamos.

 

Una de las principales dudas que surgen entre las personas consumidoras y usuarias que acceden a comprar un producto o contratar un servicio a través de Internet es el método de pago.

Al igual que la diversidad de ofertas que encontramos de forma online, cuando se trata de pagar, también hay diferente opciones, con ventajas e inconvenientes, y que nosotros deberíamos de elegir según nuestras necesidades y siempre pensando en la seguridad de nuestra economía y privacidad de nuestros datos personales.

Desde Consumidores AL-ANDALUS, aportamos esta información para orientar sobre las fórmulas de pagos más habituales, sin olvidar, de que existen muchas otras y que siempre, ante la duda, sobre la veracidad y seguridad, deberíamos de informarnos.

Contra reembolso

Es uno de los sistemas más clásicos, aquí la persona consumidora abona el importe en el momento de la entrega del bien o ejecución del servicio.

Desde el punto de vista de la persona consumidora es uno de los sistemas más fiable, al no correr riesgo de estafa, pues hasta que el producto no está es su poder, o hasta que no se vaya a efectuar el servicio no se abona el importe.

Siempre que nos den la opción de pago contra reembolso, recomendamos, que nos informemos previamente de si lleva algún cargo adicional por elegir esta opción y por supuesto, que antes de entregar el dinero, comprobemos in situ el estado de lo adquirido.

Transferencia bancaria

Es otros de los métodos de pago en internet más tradicionales. Se trata de ingresar la cantidad de dinero que cuesta el producto o servicio en la cuenta bancaria propiedad de la entidad vendedora.

Es una opción segura, puesto que no introducimos ningún dato bancario personal a la hora de realizar la compra, pero hay que tener cuidado sobre todo cuando se hacen transferencias internacionales, porque si surge algún problema puede ser complicado recuperar el dinero.

En caso de optar por este tipo de pago recomendamos guardar copia de la transferencia e indicar siempre en el concepto a quién se paga y para qué.

Tarjeta bancaria de crédito/débito

Esta es la opción más usada por las personas consumidoras que compran a través de Internet. Puede tratarse de un sistema muy seguro si la empresa que opera a través de la red emplea una pasarela de pago que ofrezca el banco que se encargue de verificar la autenticidad de la tarjeta y la protección de datos de la clientela. En este caso la tienda que opera por internet en ningún momento dispondrá de los datos bancarios de la persona consumidora.

Además, si un importe pagado con tarjeta ha sido cargado de manera fraudulenta, se podrá exigir de manera inmediata la anulación del cargo.

Si por el contrario, la webs donde vayamos a comprar no dispone de una pasarela de pago, la protección de datos será por parte de la propia empresa online, por lo que si en este supuesto se generan dudas sobre la confianza de la página de internet será mejor no facilitar datos a la misma.

En el tema de las tarjetas, si somos personas usuarias que frecuentan las compras en Internet, lo que recomendamos desde AL-ANDALUS es disponer de una tarjeta específica para este tipo de operaciones en las que vayamos incorporando dinero a medida que sea necesario para realizar los pagos.

Correo electrónico, perfil o cuenta en empresas intermediarias

Hablamos de medios como Paypal, Amazon Payments… son algunas de las plataformas con sistemas de pago online efectivos. Aquí la persona consumidora dispone de una cuenta virtual a la que transfiere fondos desde su cuenta bancaria para hacer pagos.

Tanto la realización del pago como su confirmación se realizan por email o accediendo a una cuenta o perfil, el cual deberíamos de conservar ante posibles futuras reclamaciones.

En estos casos, la entidad vendedora no conoce nuestros datos bancarios, por lo tanto puede ser un sistema de pago seguro siempre y cuando se usen unas claves de acceso, y si es posible, con doble verificación.

Estos son sólo algunos de los sistemas de pagos que pueden ofrecernos a la hora de realizar una compra por Internet. Opta, SIEMPRE, por la opción que se adapte mejor a tus necesidades y la que creas más segura para salvaguardar tus datos personales y tu economía.

Recuerda que…

En la Federación AL-ANDALUS estamos a disposición de las personas consumidoras que lo necesiten para atender sus consultas y ayudarles con sus reclamaciones a través de nuestro servicio de Asesoramiento, con el que pueden contactar por medio del teléfono 954 56 41 02, del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y en la página web www.fed-alandalus.es

 

Acción enmarcada dentro de la Actividad nº 5, Campaña de información sobre los derechos de las personas consumidoras y usuarias en las compras a distancia, subvencionada por la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.