Cuando se habla de producto ecológico es habitual pensar, única y exclusivamente,  en los productos agrarios frescos. Sin embargo, cada día son más numerosos los alimentos ecológicos transformados presentes en el mercado, tales como la mermelada, salsas o espárragos. De ello se desprende la necesidad de informar a la ciudadanía sobre este tipo de producto, sobre la normativa que lo regula, el modelo de etiquetado que presenta y que permite diferenciarlo, etc.

 

¿Qué entendemos por Producto Transformado?

Un alimento ecológico procesado sería aquél que se ha sometido a métodos que garantizan la integridad ecológica y las calidades esenciales del producto durante las diferentes etapas de la cadena de producción.

No obstante, la producción de este tipo de alimentos está sujeta a una serie de normas de acuerdo con el Reglamento (CE) Nº 834/2007 del Consejo sobre producción y etiquetado de los productos ecológicos. Estos principios de producción serían los siguientes:

  • La preparación de alimentos ecológicos transformados debe estar separada en el tiempo o en el espacio de los alimentos no ecológicos.
  • La composición de estos alimentos se acoge a una serie de condiciones:
  • El producto se debe obtener principalmente a partir de ingredientes de origen agrario (no se tienen en cuenta el agua y la sal de mesa añadidos), a excepción de que no exista en el mercado ingredientes en su variante ecológica.
  • Se debe limitar el uso de aditivos alimentarios, oligoelementos y coadyuvantes tecnológicos, de forma que se utilicen en la menor medida posible y únicamente en caso de necesidad tecnológica esencial o con fines nutricionales concretos. En cualquier caso, sólo se utilizarán si han sido autorizados para su uso en la producción ecológica de acuerdo al artículo 21 del Reglamento mencionado.
  • Los ingredientes agrícolas no ecológicos se utilizarán únicamente si han sido autorizados para su uso en la producción ecológica, conforme al artículo 21 del Reglamento, o porque han sido autorizados provisionalmente por un Estado miembro.
  • No puede haber de forma simultánea un ingrediente ecológico y el mismo ingrediente obtenido de forma no ecológica o procedente de una explotación en fase de conversión.
  • Los alimentos producidos mediante cultivos que han sido objeto de conversión presentarán solamente un ingrediente vegetal de origen agrario.
  • Se excluyen las sustancias y métodos de transformación que puedan conducir a error sobre la naturaleza del producto.

¿Cómo se presenta el etiquetado de un producto transformado?

  • Si al menos el 95% de los ingredientes de origen agrario son ecológicos se hará referencia al método de producción ecológico en la denominación de venta y en la lista de ingredientes.
  • Si los ingredientes de origen agrario ecológicos suponen menos del 95% la referencia al método de producción agraria se hará únicamente en la lista de ingredientes, concretamente, en el campo visual de la denominación de venta.
  • Cuando se trata de un producto en conversión a la agricultura ecológica, esta mención deberá aparecer expresamente en el etiquetado, habrá un único ingrediente de origen agrario, y sólo se aplicará a productos vegetales.