Los parques acuáticos se han convertido en una opción más del verano, sobre todo para niños y jóvenes, debido a las variadas instalaciones con las que cuentan. No obstante, al igual que las piscinas, también tienen que contar con una serie de requisitos.

 

  • Todo parque acuático debe disponer de control de acceso y recepción, asistencia sanitaria, aseo y vestuario y puntos de agua de consumo público en una proporción mínima de un surtidor por cada 750 personas.
  • En un lugar visible se expondrán los siguientes datos: condiciones de acceso, derechos y obligaciones de las personas usuarias, horario del parque, lista de actividades y servicios con su correspondiente croquis, código de señales indicando su significado y lista de precios.
  • Los aseos deben estar provistos de un lavabo y una ducha por cada 100 personas y de un inodoro por cada 50 personas.
  • Deben disponer de un servicio de asistencia sanitaria ubicada en lugar visible, de fácil acceso por el interior del recinto y que permita una rápida evacuación por el exterior, así como con la presencia permanente de una ambulancia.
  • Las rampas, pistas y toboganes estarán dispuestos de forma que las superficies de deslizamiento sean lisas y continuas todo el recorrido. Las juntas, solapas o uniones de estas estructuras no constituirán un peligro para las personas usuarias en forma de corte, pinchazos o rozaduras, ya por impacto o por simple contacto, ya de modo fortuito o intencionado.
  • El/la socorrista es responsable directo de cada actividad acuática, debiendo vigilar atentamente a los usuarios para garantizar su integridad física en todo momento.

Los usuarios de los parques acuáticos, tienen derecho a:

  • Formalizar una reclamación en la correspondiente hoja de reclamaciones cuando considere que el servicio es deficiente o que se está incumpliendo alguna de las obligaciones del parque.
  • Una indemnización y reparación efectiva de los daños y perjuicios sufridos por la utilización debida de las instalaciones del parque.

Sus obligaciones son:

  • Cumplir las normas indicadas por parte del personal responsable del parque, así como las indicadas en las señales.
  • Contribuir al estado de limpieza e higiene del parque.
  • No deslizarse por toboganes, rampas y pistas con prendas que tengan remaches, o con relojes, pulseras o cualquier otro objeto que pueda ocasionar daños a cualquier otra persona o a la superficie deslizadora.
  • En toboganes, pistas y rampas, los usuarios no podrán tirarse de pie, pararse en el recorrido o incorporarse a la atracción desde otro punto distinto al establecido para tomar la salida.

Ante cualquier duda o si consideras que tus derechos han sido vulnerados, recuerda que en Consumidores AL-ANDALUS podemos ayudarte. Tenemos a tu disposición un servicio de asesoramiento gratuito, con el que puedes contactar a través de Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., del teléfono 954 56 41 02 o en nuestra página web www.fed-alandalus.es, donde además podrás encontrar otras informaciones relacionadas con el consumo en verano.

 

Acción enmarcada dentro de la Campaña de Comunicación: ¡ACTÚA! La INFORMACIÓN tu mayor DEFENSA, subvencionada por la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía.