Desde Consumidores AL-ANDALUS te damos las claves para conocer tus derechos ante la revisión o inspección de sus instalaciones.

Una nueva oleada de consultas sobre el tema de las revisiones del gas llegan a nuestra organización que defiende los derechos de las personas consumidoras y usuarias, por ello queremos recordarte que…

Si eres usuario de gas ciudad o canalizado, debes saber que tiene que ser la empresa con la que tengas firmado el contrato la que avise, con una antelación mínima de cinco días, sobre el día en concreto de la visita. Por lo tanto, si llega de forma inesperada una persona a revisar la instalación duda sobre la legalidad de la misma.

Además, el coste de esta inspección periódica es asumido por el usuario, y normalmente, el abono del servicio se incluye en la factura del mes siguiente y no en efectivo in situ.

Por el contrario, si eres usuario de gas envasado o bombona eres tú el encargado de solicitar la revisión periódica de la instalación. Lo recomendable es que te pongas en contacto con la empresa instaladora antes de que cumplan los cinco años desde la última revisión.

Algo muy útil es que antes de decir con quién contratar estos servicios, se consulte las tarifas de diferentes compañías y se solicite presupuestos previos, para poder elegir la opción que más convenga.

La tónica habitual es que, sin que el usuario haya contratada nada, se presente un operario para realizar la revisión. Para evitar ser víctima de una estafa, desde Consumidores AL-ANDALUS te recomendamos que en estos casos realices una serie de comprobaciones antes y después de contratar la prestación:

  1. Solicita al operario el documento acreditativo de trabajar para la firma que representa.
  2. Solicita un presupuesto antes de que realice los trabajos, así como una tarifa en caso de que se cobre por la elaboración del mismo.
  3. Dicho presupuesto debe de recoger de forma detallada los trabajos a realizar y su importe (mano de obra y piezas, aportando albarán y factura de adquisición de las mismas) y datos de la empresa (razón social, domicilio y CIF), como mínimo.
  4. Lee el documento detenidamente y firmar si se está de acuerdo con él, antes de que el técnico intervenga.
  5. ¡¡¡Recuerda!!!!! No es obligatoria la contratación de un seguro de mantenimiento para obtener el certificado de revisión.
  6. Sólo serán válidos, a efectos de revisión, los servicios prestados por empresas e instaladores autorizados por la correspondiente administración competente.
  7. Al finalizar los trabajos el instalador debe entregar una factura debidamente cumplimentada de todos los servicios prestados, es un documento necesario para cualquier reclamación.

El abuso de la propina por la bombona

Dejando aparte el tema de las revisiones de gas. Merecen también especial atención el precio de la bombona de butano y los abusos a los que estamos expuestos con respecto a la propina impuesta.

Y es que se ha generalizado el cobro por parte de numerosos repartidores de bombonas de una cantidad añadida, en concepto de propina, al precio establecido oficialmente por este producto. Los usuarios suelen abonar esta cantidad por desconocimiento del precio real de la bombona o por evitar el enfrentamiento con el repartidor, sin embargo debemos saber que estamos ante una práctica irregular.

El precio actual de la bombona vigente desde martes 21 de noviembre y cuya revisión es bimensual, es de 14,45 euros.

Por tanto, si nos exigen el pago de una propina por la entrega de la bombona, ¿qué podemos hacer? Los distribuidores autorizados tienen la obligación de suministrar el producto en la puerta del domicilio del consumidor por el precio oficial publicado en el BOE, siendo la propina un acto voluntario por parte de los usuarios, es más estos tienen derecho a que le devuelvan íntegramente el cambio, aunque este sea 1 céntimo.

Si somos víctimas de este abuso, podemos denunciar al repartidor ante nuestro distribuidor autorizado, y si éste no aplica las medidas oportunas para la corrección de la situación, ponerlo en conocimiento Repsol o Cepsa, según corresponda.

Recuerda… el precio máximo que actualmente debemos de pagar por la bombona es de 14,45€, todo lo que nos cobren de más es ilegal.

Como siempre informamos que en la Federación AL-ANDALUS estamos a disposición de las personas consumidoras que lo necesiten para atender sus consultas y ayudarles con sus reclamaciones a través de nuestro servicio de Asesoramiento, con el que pueden contactar por medio del teléfono 954 56 41 02, del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y en la página web www.fed-alandalus.es