“Black Friday” es un tipo de venta especial que ofrece grandes descuentos en diferentes productos. Consumidores AL-ANDALUS, recuerda a los usuarios sus derechos para que no se vean rebajados.

El conocido como “Black Friday” es un evento cuyos orígenes son estadounidenses por el cual algunos comercios ofrecen una serie de descuentos en sus productos. Este evento tiene lugar justamente tras el Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, por lo que en 2017 sería el viernes 24 de noviembre.

En España, llevamos ya varios años imitando esta tradición, y son decenas de comercios los que se suman a esta estrategia comercial denominada “Black Friday”. Unos establecimientos que incluso adelantas o alargan esta promoción de ofertas y descuentos especiales.

Consumidores AL-ANDALUS, consciente de estos cambios, recuerda a los usuarios sus derechos para que los mismos no se vean rebajados, y disfruten de estos descuentos con total seguridad.

  • Todos los productos expuestos para la venta deben llevar precio correspondiente, final y completo, es decir, con IVA incluido.
  • Solicita información sobre la política de devolución del comercio: si admite cambios o no, y que tipo de devolución, es decir, por otro artículo, por el dinero o por un vale de compra. Toda esta información debe estar suficientemente detallada mediante cartelería en el interior del establecimiento o en el tique de compra, donde debe establecerse el plazo máximo para devolver el producto. Ahora bien, si una vez realizada la compra se detecta algún desperfecto en el artículo, el comercio tiene la obligación de practicar la devolución.
  • Los productos con descuentos no deben presentar ningún tipo de deterioro o desperfecto, puesto que entonces se considerarían venta de saldos, y la misma cuenta con una normativa específica diferente.
  • Lee atentamente la publicidad del producto que se quiera adquirir. Guárdala y consérvala, puede resultar útil ante cualquier reclamación, puesto que la publicidad forma parte del contrato y, por tanto, obliga al anunciante a cumplir con lo que publicita.
  • La garantía de los productos ofertados cuentan con las mismas garantías legales que cualquier producto no rebajado. Es decir, mínimo de 2 años para artículos nuevos y mínimo de 1 años para artículos de segunda mano.
  • Solicita y guarda siempre la factura o el justificante de compra, es imprescindible ante posibles devoluciones o reclamaciones.
  • Para un consumo responsable, no te dejes llevar por las prisas de este tipo de rebajas, planifica bien las compras y opta por lo que realmente necesites.
  • Recomendamos realizar las compran es establecimiento adherido al Sistema Arbitral de Consumo, se trata de una ventaja añadida a la hora de tener que hacer valer nuestros derechos como persona consumidora y usuaria.
  • Recuerda que en caso de disconformidad, puedes solicitar y presentar la Hoja de Quejas y Reclamaciones.

Si la compra lo hacemos mediante comercio electrónico recuerda:

  • Informarte sobre a quién se está comprando, es decir, localizar datos de identificación de la empresa: nombre o denominación social, dirección, teléfono, NIF, inscripción en el registro mercantil… Estos deben aparecer obligatoriamente en la página web y, ante la duda, evitar comprar en sitios donde no aparece una dirección física o donde la única forma de contacto es a través de un móvil.
  • Comprobar que estamos comprando en un página web segura, para ello fijarse que en la barra del navegador aparece la secuencia "https://", donde la "s" indica que se trata de un sitio seguro, en lugar de “http://”; en la parte superior derecha de la página, o al lado de la dirección web puede aparecer un candado, el cual también indica la seguridad del sitio web visitado.
  • Disponemos del derecho de desistimiento, del cual debemos ser informados. Esto nos permite, sin necesidad de alegar motivo alguno, cancelar el contrato durante un plazo mínimo de 14 días naturales a contar desde el día de la recepción del producto. 
  • Antes de proceder a la compra recomendamos que se comprueben las condiciones de la misma, es decir, plazos de entrega, formas de pago, política de devolución, características del producto o servicio…
  • Leer atentamente las condiciones generales, ya que cuando se marque la casilla aceptando las mismas es como si se firmara el contrato.