Consumidores AL-ANDALUS te da las claves para evitar ser víctima de un fraude inmobiliario.

Con el mes de septiembre aumentan las ofertas y demandas de alquiler de viviendas y/o habitaciones para estudiantes y universitarios. Por lo que Consumidores AL-ANDALUS entiende que es un momento clave para recordar cuáles son nuestros derechos básicos y qué medidas debemos tener en cuenta para no ser víctimas de ningún fraude inmobiliario.

  • Visita varios pisos, y baraja distintas ofertas, ello te permite comparar calidad y precio.
  • Tal y como dice el refrán “nadie da duros a real”, por ello desconfía de los anuncios en los que el precio del alquiler sea desmesuradamente bajo.
  • Es bueno consultar en portales web la opinión, comentarios e incluso el número de personas que hayan alquilado anteriormente el inmueble.
  • Es recomendable, antes de aceptar nada visitar el inmueble para comprobar personalmente el estado y condiciones de la vivienda y/o habitación que nos ofrecen.
  • Comprueba si la persona arrendadora es realmente la dueña del piso o vivienda, o si por el contrario está contactando con una persona intermediaria.
  • Aunque el contrato de arrendamiento se podrá aceptar verbalmente, Consumidores AL-ANDALUS recomienda hacerlo de forma escrita para evitar malentendidos posteriores que no se puedan solucionar si no se presenta por escrito lo acordado anteriormente.
  • Es aconsejable que en el contrato aparezca un listado con todos los objetos y electrodomésticos con los que cuenta el hogar, y verificar que la realidad se corresponde con lo expuesto.
  • Antes de firmar el acuerdo, leer detenidamente todas y cada una de las cláusulas que contenga y ante la duda consultar previamente.
  • Una vez firmado el contrato solicitar copia del mismo y conservarlo durante todo su período de validez.
  • Solicitar siempre justificante a la hora de realizar cualquier pago o señal.
  • Si vas a tramitar la gestión del alquiler con una agencia inmobiliaria, escoge en la medida de lo posible la que esté adherida al Sistema Arbitral de Consumo. Es un plus de calidad y seguridad para las personas consumidoras y usuarias.

Otras formas de alojamientos para estudiantes

Aunque el alquiler de un piso es la forma más habitual y conocida entre los estudiantes  que tienen que salir de sus localidades para realizar sus estudios, existen otras formas de alojamiento como colegios mayores o residencias. Si contratas algunos de estos servicios te recomendamos:

  • Antes de elegir colegio mayor o residencia, pregunta los precios y comparar.
  • Solicita información de todas las prestaciones a las que tienes derecho y de su precio con IVA incluido.
  • El colegio mayor o residencia tiene que suscribir un contrato de enseñanza con cada alumno, en el que deben especificarse los derechos y deberes de ambas partes.
  • No olvide conservar y guardar siempre, todo tipo de facturas, folletos publicitarios, contrato y resto de documentos, por si fuera preciso su aportación ante una reclamación o denuncia.
  • Si algo no se cumple, o consideras que tus derechos como persona consumidora no se han visto respetados pide la hoja de reclamaciones, que de forma obligatoria deben poner a tu disposición cuando la solicites.

Recuerda que…

En la Federación AL-ANDALUS estamos a disposición de las personas consumidoras que lo necesiten para atender sus consultas y ayudarles con sus reclamaciones a través de nuestro servicio de Asesoramiento, con el que pueden contactar por medio del teléfono 954 56 41 02, del correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y en la página web www.fed-alandalus.es