El abuso de los combustibles fósiles provoca graves perjuicios medioambientales, entre ellos destaca el aumento de la contaminación. Los desplazamientos masivos por carretera, como los que se producen en las épocas vacacionales hacen que este problema se agrave.

Los desplazamientos en coche son uno de los grandes protagonistas del verano, ya sea para iniciar o volver de las vacaciones, como pequeños recorridos durante las mismas para acudir a las playas u otras localidades, y,  por supuesto, los de aquellos que se deciden por hacer toda una ruta en automóvil. Ante la perspectiva de los miles de desplazamientos que se producirán en vehículos a motor en los próximos meses, AL-ANDALUS dentro de la campaña para la promoción de un consumo responsable y sostenible que está desarrollando con la colaboración de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía, lanza un conjunto de recomendaciones para que nuestros viajes sean más sostenibles y responsables.

 

Para ahorrar gasolina

  • No pisar el acelerador al arrancar el coche.  
  • La primera marcha es recomendable utilizarla sólo para el inicio de la marcha y cambiar a segunda a los dos segundos o seis metros aproximadamente.
  • Siempre que se pueda, es mejor conducir con velocidades largas.
  • No se debe pisar a fondo el acelerador, ni dar acelerones ni frenazos bruscos, que aumentan la producción de gases contaminantes.
  • En las paradas que duren más de un minuto, es aconsejable apagar el motor, también en los atascos y en los pasos a nivel.
  • El coche no debe llevar peso innecesario, ya que se produce mayor consumo de gasolina.
  • En distancias largas, gasta más -por la mayor resistencia al aire- con las ventanillas abiertas.
  • La presión de los neumáticos debe ser la indicada por el fabricante. Una presión incorrecta incrementa el consumo hasta un 10%, reduce la vida de los neumáticos y disminuye la seguridad.
  • Vigilar el estado del coche. Normalmente cuando tienen una avería o su funcionamiento es deficiente, consumen y contaminan más.
  • Evitar, si se puede, llevar cosas montadas en una baca o bien desmontarla cuando no se esté usando. Una baca afecta enormemente al gasto de gasolina.
  • No debe hacerse uso del aire acondicionado cuando no sea necesario, pues incrementa el consumo en un 25%.
  • Siempre debe tenerse en cuenta que, a mayor velocidad, mayor consumo de combustible y más contaminación.

Otras alternativas

  • Siempre que le sea posible utilizar el transporte público, evitaremos atascos y a la larga es más económico y menos contaminante.
  • Compartir el coche cuando sea posible; consumen y ocupan más cuatro coches con una sola persona dentro, que un coche con cuatro personas.
  • Caminar o hacer uso de la bicicleta. Estas acciones no consumen combustible y contribuyen de forma positiva a la salud.

Simplemente con tener en cuenta algunas precauciones a la hora de ponerse al volante se puede conseguir un ahorro medio de carburante del 15%.

 

Gabinete de Comunicación

 

               twitterfed.pngfacebookfed.png Además, esta y otras noticias sobre consumo pueden consultarse en las redes socialesreclamapp

                               Recuerda, en nuestra App “fedalandalus ReclamApp”, más información en materia de Consumo