Atención al consumidor

Aquí tus consultas y reclamaciones

Formación e información

Conoce en qué estamos trabajando ahora

Asóciate

DEFENDEMOS tus derechos, LUCHAMOS por tus intereses, ponemos VOZ a tus demandas

Te Representamos

Defendemos tus derechos e intereses

Últimas Noticias

La adquisición de lotería para el sorteo de Navidad que se celebra el próximo día 22 de diciembre, supone un hábito típico entre los ciudadanos y uno de los principales gastos que realiza el consumidor de cara a estas fechas. Por este motivo, desde Consumidores AL-ANDALUS, se ofrecen una serie de recomendaciones básicas para el consumidor y usuario a tener en cuenta  a la hora de participar en este sorteo navideño.

 

Lotería online

La venta de boletos electrónicos para el sorteo de la Lotería de Navidad se está consolidando en nuestra comunidad. La comodidad del sistema de compra por Internet está convenciendo a los usuarios, a lo que hay que sumar la facilidad de poder adquirir un décimo de cualquier administración de España con el simple hecho de pulsar un botón.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de acceder a la compra online, es  seleccionar aquellas webs que sean lugares autorizados, para ello hay que comprobar que esta página tenga el logotipo del Ente Público de Loterías y Apuestas del Estado, la dirección postal, teléfono de contacto, el cif… en definitiva, todos los elementos necesarios de identificación.

Por otro lado, Consumidores AL-ANDALUS recomienda comprobar que estas páginas ofrezcan una información detallada y completa sobre cómo realizar la compra, y además, observar que aparezcan los datos de la administración donde se adquiere el décimo online, así como, destacar la importancia de anotar el teléfono y dirección de contacto al que poder acudir en caso que exista alguna duda.

Y por último, es importante, observar que la web ofrece varias formas de pago, y que por lo contrario, no se limite a imponer el cobro mediante tarjeta de crédito.

¡¡IMPORTANTE!! Un truco para comprobar que estamos comprando en un página web segura, es fijarse que en la barra del navegador aparece la secuencia https://, donde la "s" indica que se trata de un sitio seguro, en lugar de http://.

Intercambio de Lotería

También es habitual intercambiar lotería en estas fechas entre compañeros de trabajo, amigos, familiares… En estos casos, el consumidor debe saber que los décimos de la Lotería son documentos al portador, y no se reconoce más dueño de ellos que la persona que los presenta.

Por ellos, se recomienda asegurarse esa participación compartida mediante alguna prueba escrita en la que figure la identificación del depositario del boleto y la cuantía que juega cada partícipe.  

Envío de lotería por correo

Muchos de estos intercambios se realizan por correo postal, una costumbre que puede ocasionar graves consecuencias sobre todo si el décimo enviado resulta agraciado y no llega a buen destino.

Para eliminar el riesgo de que la lotería no llegue a su destinatario es conveniente sustituir los décimos por fotocopias u otros documentos que no tengan valor de “documento al portador”, de este modo sólo podrá hacer efectivo el cobro del premio la persona que mantiene en su poder el décimo original.

La compra de participaciones

También es usual adquirir participaciones fuera de las administraciones habituales. Ésta, es una práctica admitida siempre que no lleve recargo alguno, a excepción de las entidades declaradas de interés o utilidad pública y que hayan sido autorizadas por el ente Público Loterías y Apuestas del Estado, las cuales podrán emitir participaciones con recargo máximo del 20%.

Consumidores AL-ANDALUS recomienda comprobar que en dichas participaciones conste como mínimo: la identificación del depositario, el número correlativo de las participaciones, el plazo de cobro (nunca inferior a los tres meses), el importe de la participación, la fecha del sorteo y obviamente el número de lotería correspondiente.

Y si toca el premio…

Finalmente, Consumidores AL-ANDALUS insiste que tanto en la adquisición de lotería a través de Internet, como en la compra de la forma tradicional, los números premiados tienen que ser cobrados antes del plazo de caducidad, pues de lo contrario se pierden todos los derechos sobre el premio.